Sobre mi

Hace más de 20 años me regalaron mi primero ordenador. Tenía un procesador Intel 386 y un disco duro que almacenaba la friolera de 20 Mb. El sistema operativo era un Windows 95.

Cada vez que lo recuerdo. reflexiono sobre la cantidad de tiempo que le metí arreglando problemas de configuración y reinstalando un endeble sistema operativo que cuando se cargaba de aplicaciones terminaba colgandose en el momento más inoportuno.

Sin embargo, si hay un cacharro en el que le metí tiempo, esa fue la impresora.

La primera fue una impresora HP Deskjet 600. Los cartuchos de tinta originales costaban una pasta, así que pronto terminé comprando unos botes de tinta para recargarlos.

Las primeras veces que recargué el cartucho casi terminan echándome de casa. La cocina terminaba pringada de tinta por todos lados, y la camisa o el pantalón donde llegaba una gota ya lo podías dar por perdido.

Sin embargo, esas primeras veces que reciclé un cartucho de tinta me permitió meterme en un negocio- el reciclaje de los consumibles de impresora.

Hoy en día creo que fue un error. Si bien pague muchas facturas, con los sectores relacionados con las tecnologías siempre estas avanzando un una cuerda floja a las orillas del precipicio.

Deja una respuesta